viernes, 9 de mayo de 2014

Leyendo La casa de Bernarda Alba de Lorca. Nivel II

El resumen más directo de La casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca es su propio subtítulo. El que el autor le asignó. "Drama de mujeres en los pueblos de España". Ni más, ni menos. Si profundizáramos un poco más, diríamos que es un drama que lleva a tragedia. Pero una tragedia que se masca en el ambiente opresivo de la casa casi desde el principio. Una tragedia que no tenía mas que salir de alguna forma, porque está retenida entre las paredes de la casa, en los pechos de las mujeres que la habitan y en el bastón de mando de la propia Bernarda.

En este enlace podéis leer el libro. Federico García Lorca la terminó de escribir poco antes de que morir fusilado al comienzo de la Guerra Civil española, en 1936, pero no se publicó hasta 1945. Un buen análisis de la obra lo tenéis aquí, en Wikipedia.

Lorca, en buena parte de su producción teatral, vemos que dedica sus preocupaciones a las mujeres, a las que considera seres marginados por la sociedad, apartados y menospreciados. En sus tres grandes tragedias Yerma, Bodas de sangre y La casa de Bernarda Alba, además pesa mucho la sociedad del momento, que se acentúa más en un pueblo pequeño de la España profunda. Una sociedad controlada y condicionada por la apariencias, la religión, el qué dirán y la supremacía y violencia del hombre, del macho. Todo esto, en la obra se ve reflejado de forma clarísima. A nadie le queda duda de que a Bernarda le preocupa mucho más la imagen que da su familia a sus vecinos y al pueblo, al que desprecia, que pensar en la felicidad de sus hijas o en la suya propia. De hecho, la niega. Cuando Poncia le sugiere que debería haberse marchado de ese pueblo a otro más grande, Bernarda, aun odiando su pueblo, rechaza la propuesta.

Las mujeres de esta obra son seres conformistas, en parte, pero también, obligadas, por su condición de ser mujer, a satisfacer esas convenciones sociales en las que, como en una ocasión dice Amelia, se les perdona todo a los hombres. Lorca incide en esa situación de víctima de la situación social en la que viven las mujeres. En otra ocasión, dirán "nacer mujer es el mayor castigo".

La única que se rebelará contra esta situación opresora de pasar los 8 años encerradas en casa guardando luto por la muerte del padre, será Adela. La que busca el amor de Pepe, el Romano; su futuro cuñado, interesado por el dinero de su hermana Angustias, que le saca 14 años. Adela se entregará al placer carnal como liberación al encierro que sufre en su propia casa y por su propia madre. Y, sin embargo, ni siquiera ella conseguirá cambiar nada. Porque para poder "liberarse" algo debe pasar a los lugares casi marginales de la sociedad. Debe pasar a ser la "querida" de un hombre casado que estará con ella cuando él quiera. Así se lo dice Adela a Martirio al final de la obra. Y la única liberación final será su suicidio.
Pero, ¿de verdad se libera?

En este blog tenéis un análisis muy completo de la obra, el autor, los personajes de la misma, el contenido social, etc. Merece la pena que le echéis un vistazo.

Y, por último, y ya que la hemos visto en clase, os dejo la película de Mario Camus. Desde mi punto de vista no tiene tanta fuerza como ver la obra en un teatro y creo que no fue adecuada la elección de Bernarda. Julia Gutiérrez Caba es una gran actriz, pero no le va el papel duro, dictatorial y un poco masculino de Bernarda Alba. También hay otros personajes poco dibujados y no muy creíbles, pero es muy fiel al texto.

Espero que la disfrutéis, como siempre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada