lunes, 7 de mayo de 2012

Leyendo Fuente Ovejuna. Nivel I

Hemos estudiado en clase que Lope de Vega será el encargado de renovar y transformar la Comedia Nacional. Es decir, el teatro con más éxito del Barroco. Y para comprobar algunos de sus rasgos estamos leyendo Fuente Ovejuna.
Esta obra pertenece al grupo llamado de "Comedias sobre historia o leyendas de España" de Lope de Vega. Y dentro de él, podríamos denominarlo "Drama de Comendador". La figura del comendador tiránico, símbolo del abuso de poder, se representa aquí en Fernán Gómez.Un personaje que se nos hace antipático desde el principio de la lectura de la obra. Es soberbio, despreciativo, lujurioso y opresor.
Lope tiene en cuenta hechos históricos medievales, como es la insurrección real del pueblo de Fuente Ovejuna (Córdoba) en abril de 1476. Esta villa fue entregada a la Orden de Calatrava y estaba al mando del Comendador don Fernán Gómez de Guzmán, que convenció, por su parte, al joven Maestre, don Rodrigo Téllez Girón, para que tomara partido contra los Reyes Católicos y a favor de Juana, la Beltraneja, casada con el rey Alfonso V de Portugal. Así pues, Lope nos sitúa en plena guerra civil entre los Reyes Católicos y Juana, hija ilegítima de Enrique IV de Castilla, preocupados por la sucesión del reino.
Cartel de la película de 1947
Parece ser que el pueblo de Fuente Ovejuna se levantó contra el comendador, sus tiranías y desmanes y lo mataron. Y este hecho lo utilizará Lope de Vega para ensalzar, por una parte, la figura de la monarquía como solución a los problemas del país; y, por otra, la condena de abusos de los malos nobles y traidores a esa realeza. El comendador es traidor con su estamento superior y tirano con los de su estamento inferior. Y eso puede atentar contra el orde de la pirámide estamental medieval y, por eso, esta obra parece una advertencia a los malos regidores.
Por otro lado, nos encontramos con la nobleza del pueblo: Laurencia, Frondoso, el alcalde Esteban y Mengo y "su concilio cardenalicio" por defender a Jacinta. El pueblo resulta un vasallo como el Cid: qué bueno sería, si tuviera buen señor; que no lo tiene.
Magnífico es el parlamento de Laurencia a los hombres del pueblo reunidos en Consejo. Magnífico, por su determinación "feminista", en un momento histórico en que ese concepto no existía. Sin embargo, no hay que olvidar que Lope gusta de defender a la mujer en muchas de sus obras. Es cierto, que fue un gran amante de ellas y, quizá por eso, tiene una sutileza para la femineidad y su defensa inigualable. El respeto hacia la mujer que emana de las comedias de Lope de Vega es muy interesante.
Como muestra os dejo el monólogo de Laurencia de la película "Fuenteovejuna" de 1947.



Por último, en la siguiente presentación de Purificación Jurado Domínguez, veréis la Comedia Nacional barroca, Lope de Vega y Fuente Ovejuna. Espero que os ayude.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada